pensar por la mañana

1. Me encanta ese hueco de tiempo de las mañanas, justo después de despertarme. Es como el respiro entre latidos. Amo esa voz que me pregunta: ¿Estás lista? ¿Qué vas a crear hoy?

2. Hay una esquina de mi barrio donde Nalah siempre se para y mira hacia el cielo. Como si siempre se olvidara de algo en ese rincón. ¿Será un pensamiento? ¿Una idea que me corresponde pero que ignoro porque estoy demasiada distraída?

3. Para mí el café y la oración es una perfecta combinación. Café con leche caliente, sentada en el suelo, al lado de mi ventana. Leo las palabras de humanos que creyeron en Dios y vivieron sus vidas aprendiendo y disfrutando de Su amistad. Sus formas de vivir eran diferentes. Para mí, son inspiradoras. Participo en la oración no para vaciar mi mente, pero para escuchar. Escucho lo que pienso y lo que siento, pero intento no quedarme ahí. De mí solo salen pequeños pensamientos. Aprendo de una imaginación más grande; que llena de color los huecos de mi día; incluyendo el latido de por las mañanas, la voz de la esquina, el espacio entre el hoy y el mañana.

Texto original. 20 agosto, 2020.

1 Comment

  1. How does this translate into English??
    I found it. Great article! I look forward to my prayer time in the morning and at night!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *